martes, 3 de septiembre de 2019

Matt Woods - Natural Disasters

Sin otro propósito más que el de acercarnos al último trabajo editado por Matt Woods, nos documentamos y escuchamos éste “Natural Disasters” (Lonely Ones Records 2019) para comentaros nuestras impresiones y hablar de su inminente gira.

Dado que nadie, exceptuando el más devoto de los fans, se siente obligado a pagar por consumir música, los artistas han tenido que encontrar alternativas para mantenerse. Y la verdad que está todo inventado: camisetas, posters, chapas, shows privados, actuaciones callejeras… Así que la única salida y la columna vertebral de sus ingresos, no es otra, que girar constantemente. El resultado y sus efectos secundarios, imaginadlos: cansancio, soledad, aislamiento e intentar llenar los vacíos con experiencias que no son tan habituales para la “gente de a píe”. Y el barbudo de  Knoxville es uno de estos personajes. Constantemente en movimiento musical, siempre persiguiendo el próximo concierto, ha grabado su cuarto álbum, cargado de historias de carretera y de su casa en el Sur que ha dejado (temporalmente).

Matt Woods es un veterano de la carretera, sí alguna vez hubo uno (la próxima será su tercera gira europea en apenas tres años, amén de los miles de kilómetros que ha surcado en sus Estados Unidos), y esas millas se encuentran en sus composiciones. El tema que ha servido de single, "Blue-Eyed Wanderer", más movidito en comparación con lo que venía haciendo, es la nota confluyente de todo el disco. Establece un conflicto vital, la lealtad emocional a su hogar versus perseguir su sueño en el camino: "Sigo atrapado en pensamientos de alambre de púas". Siempre hay algo o alguien que lo empuja hacia su hogar, pero no puede abandonar el camino todavía, porque siempre hay alguien compitiendo por ocupar su lugar: "No soy el último de los vagabundos de ojos azules".


En diez temas de auténtico, visceral y guitarrero rock de raíces, Woods expresa un cariño a regañadientes por su hogar y sus raíces sureñas. "Drive-Thru Town" es una mirada de medio tiempo a cualquier pueblo pequeño de Estados Unidos, lleno de fábricas cerradas, trabajos temporales e intentos fallidos de irse: "No hay camino para salir de una ciudad de paso". “My Southern Heart” es una de esas baladas a las que nos tiene acostumbrados, interpretada desde las entrañas, encuentra al narrador mirando hacia atrás a una relación que ha sido ensuciada por su actitud errante y su inquietud, hasta que ella se levanta y abandona su corazón sureño: "Sé que alguna noche / Encontrarás otro debajo de esas luces del norte". Con “Cold Civil War” muestra las diferencias políticas con las que se ha llegado a la actualidad, recordándonos que todo comienza en casa al enfocarse en la lucha dentro una familia: “Hay no hay azul ni gris aquí abajo hoy / Ningún hombre está tratando de liberarse de las cadenas / No hay miedo rojo para temer, todos somos familia aquí / Luchamos en el Día de Acción de Gracias”.


Sin embargo, toda esta deambulación por carreteras secundarias deja a un hombre con ganas. En el melancólico rasgueo que cierra el álbum, "Corner of the World", Woods insta al oyente a no distraerse con el ruido, porque hay consuelo en lo pequeño y familiar: "Encuentra un rincón del mundo que te haga feliz". “Natural Disasters” ha sido producido por Joey Kneiser, y todas las canciones han sido escritas por Matt Woods. La banda, también llamada Natural Disasters, incluye a Adam Meisterhans (guitarras eléctricas), Jeremy Mackinder (bajo), PJ Schreiner (batería) y Mike Webb (teclas), con armonías de acompañamiento proporcionadas por Lance Howell.

Mientras tanto, volverá a salir a la carretera y nos visitará éste mes de septiembre en una gira que le llevará por la Península Ibérica a lo largo de 20 fechas. Ha sobrevivido a sus contemporáneos, y todavía no está listo para rendirse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario